El Concejo Deliberante de Escobar repudió el golpe de Estado en Bolivia

La décimo octava sesión ordinaria celebrada en el día de hoy en el Concejo deliberante de Escobar comenzó con un contundente repudio al golpe de Estado en Bolivia por parte del bloque oficialista.

“Desde el partido de Escobar, expresamos un total repudio al golpe de Estado en nuestra hermana República Plurinacional de Bolivia” dijo el concejal Cristián Romano para abrir un debate sobre lo ocurrido en el vecino país que terminó con la renuncia de su presidente Evo Morales.

En alocución el edil matheuense también reclamó “el cese de la violencia y ataques revanchistas sobre dirigentes políticos y militantes populares” y que “se garantice la integridad física de los integrantes del gobierno ilegítimamente destituido y de sus familias”.

Al igual que el intendente de Escobar, Romano pidió a todo el arco político de Escobar a que “se exprese de igual forma en defensa del sistema democrático claramente ultrajado en Bolivia y de donde tantos inmigrantes (de ese país) han llegado a nuestro distrito e integrado a nuestra comunidad”.

La respuesta llegó desde el bloque de Cambiemos. Esteban Colley se abstuvo de hacer un análisis para determinar si hubo, o no, un golpe de Estado en Bolivia, pero sí hizo un repaso del historial de Evo Morales que llevó a su país a la crisis institucional que atraviesa por estos días.

Pero más allá de ello, el presidente del bloque macrista le recordó al bloque oficialista un dicho de Juan Domingo Perón al por entonces intendente de la ciudad de Buenos Aires, José Embrioni, quien por 1973 se había expresado sobre el golpe de Estado en Chile. En esas circunstancias Perón le había dicho al alcalde de la ciudad de Buenos Aires que “se ocupe del ABL de la ciudad, que de la política internacional me ocupo yo”.
Todo esto para reafirmar la posición de su bloque de no deliberar en el recinto del HCD cuestiones que “excede las cuestiones locales”.

Otro concejal que se sumó al debate fue Gonzalo Fuentes y Arballo para adherirse al repudio expresado por la interrupción del proceso democrático en Bolivia, pero además calificó como ilegítima la asunción a la presidencia interina de Bolivia de Jeanine Áñez.

Finalmente, Nicolás Serruya cerró el debate en torno al quiebre institucional en Bolivia, y tras adherir a las palabras de su compañero de bancada, Cristian Romano, afirmó que “es muy preocupante que el arco político de América Latina no salga a respaldar al presidente Evo Morales, creemos que bastardear esta situación y decir que no haya sido un golpe de Estado puede traer muchos problemas para todos los que hacemos política en nuestras comunidades” y agregó que “lo que se hizo en Bolivia abre la puerta a situaciones muy peligrosas, por lo que no podemos dejar de repudiar el golpe de Estado en Bolivia porque nosotros estamos a favor de la democracia”.

Fuente: Escobar News