La Clínica San Carlos de Savio está en camino a ser municipalizado

Tras más de cuarenta años en actividad, el sanatorio San Carlos de Maquinista Savio está a punto de pasar de manos.

Es que Juan Carlos Linares, presidente de una de las firmas que administra el nosocomio saviense, ya con 82 años a cuesta, decidió desprenderse del mismo y, en cierto modo, dejar un legado a la comunidad.

Por ello, a principio de este mes, Linares se reunió con el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, para suscribir un acuerdo marco para poner en marcha un ambicioso proyecto que concluirá con la municipalización del sanatorio que actualmente tiene adjudicadas más de 22 mil cápitas de afiliados a PAMI.

En detalle, la firma del convenio involucra a las empresas Mali S.A. y Salutis S.A; la primera administra el inmueble de la clínica, por el que de prosperar su municipalización, la Comuna deberá desembozar un alquiler de $1,2 millones de pesos mensuales. Mientras que la segunda empresa es la que está a cargo de la administración de los servicios médicos y su personal. En este caso, la Municipalidad de Escobar deberá comprar las acciones, previa cotización del Banco Provincia de Buenos Aires, aunque según pudo averiguar este medio, no sería el mayor escollo para la operación, ya que las acciones tienen un valor simbólico que rondaría los 1.700 pesos por unidad.

La iniciativa del Jefe comunal de hacerse cargo de la Clínica San Carlos sorprendió a todos, y en especial a los concejales que fueron convocados a una sesión extraordinaria que se desarrolló el pasado viernes con el propósito de convalidar el acuerdo marco firmado por Sujarchuk, Mali S.A., Salutis S.A. y los Sres. Linares y Mazzini.

Durante el desarrollo de la sesión extraordinaria, todo el arco político vio con buenos ojos la decisión del intendente de que el Municipio se haga cargo del sanatorio, y hasta la ponderaron como parte de la política de Salud Pública que viene llevando adelante desde hace ya más de cuatro años.

A prima facie, el aspecto que se destaca de esta iniciativa es la ampliación de los servicios de Salud por parte del Municipio, pero a nadie se le puede escapar que la municipalización de la Clínica es también un suculento negocio que engordarán las arcas municipales, ya que el 95% de los pacientes atendidos en la clínica San Carlos es afiliados a PAMI.

Una nota aparte merecen los más de 200 trabajadores, de los cuales un gran porcentaje revisten como monotributistas. Según indicaron a este medio, quienes estén en relación de dependencia serán municipalizados, mientras que los que hasta el día de hoy realizan su labor como monotributista en la clínica, serán convocados por el Municipio para definir su situación, siempre garantizándole su continuidad laboral.

En cuanto al marco legal, la Clínica San Carlos pasaría a ser una sociedad anónima con participación estatal mayoritaria que contaría con un directorio conformado por un Director, designado por el Ejecutivo comunal, y otros designados por el Concejo Deliberante que elegirá a tres concejales (dos por el oficialismo, y uno por la oposición).

Por último, y lo más importante, había trascendido que la decisión de Linares estaba motivada en los grandes retrasos por parte de PAMI en liquidar a la clínica los pagos por los servicios sanitarios prestados, pero la evaluación efectuada por un equipo de la Municipalidad de Escobar indica que las finanzas de la empresa están saneadas, por lo que el Municipio no correría riesgo alguno al tomar el mando del nosocomio.

Fuente: Escobar News